Los finales.

Terminé de leer La Mosca de la Muerte (Blow Fly) de Patricia Cornwell. A mí siempre me gustaron las historias de forenses de la Dra. Scarpetta, pero éste libro en particular me dejó insatisfecha.

En primer lugar ya la Dra. no es la protagonista, es decir en éste libro todos son personajes secundarios y no hay ninguno principal, se entremezclan las historias de Scarpetta, su sobrina Julia, Marino, Benton y hasta el asesino de una manera un poco inconexa, sin un hilo o personaje conductor claro, no obstante va uno leyendo de lo más entretenido, olvidado del mundo, hasta que pasa una cosa horrible:

El libro se acaba en nueve páginas. Todo el desenlace de todas las historias se desarrolla en la misma locación , adonde todos llegaron a la misma vez, de puro milagro y allí, a toda velocidad, pasa de todo un poco, y zas, zas, se acabó la novela.

Me quedé tan asombrada que aún no me recupero.

Después me leí una novela maravillosa, al menos a mí me lo pareció: Por la vida de mi hermana, de Jodi Picoult. El libro se adentra en las vidas de varias personajes que tienen relación con el conflicto ético principal: ¿Puede una niña de 13 años tomar las decisiones médicas sobre su propio cuerpo que hasta ese momento se consideraban derecho indiscutible de sus padres?

El libro se va narrando con las voces de los diferentes personajes que intervienen en este conflicto, que se va aclarando cada vez más ante nuestros ojos. Tiene un ritmo envidiable, engancha muchísimo, al punto que llegó un momento en que me molestaba que me enviaran viajes para el taxi, si por mi fuera, me hubiera estado leyendo el día entero sin hacer nada más.

Y cuando nos vamos acercando al final, mejor se pone, porque estamos locos por saber en que desembocará todo.

Bueno, el libro tiene dos finales, uno muy bueno , en el que queda decidida la cuestión ética y moral y otro horrible, que me decepcionó muchísimo por encontrarlo completamente artificial y traído por los pelos.

Con lo que queda demostrado que de finales horribles está empedrado el camino del infierno lector.

Anuncios