Avisos

Después de muchos años escribiendo poemitas, me decidí a mandarlos a un par de concursos. Desde luego, no fuí escogida para nada, así que pensé, que, después de todo, yo no tengo grandes ambiciones en cuanto a mi aspecto literario, ya soy muy vieja para dedicarle tanto esfuerzo, vivo de un trabajo completamente diferente y mis sueños de vivir de la literatura, que tuve por allá en mis tiempos de juventud, se han desvanecido, entre otras cosas, porque nunca tuve el impulso necesario para seguir escribiendo a pesar de todo. La vida, esa cosa temporal por la que todos pasamos, me hundió de cansancio haciendo trabajos que nada tenían que ver con mi cerebro y mi porción literaria se dejó caer al suelo, en completo vencimiento.

Como, de todas formas, no quiero morir sin publicar, me he autoplublicado el librito de poemas en amazón.

Exito rotundo: mi mamá lo compró y leyó.

Me doy por satisfecha.

El cuento es  que, si alguno de ustedes tiene al amazon prime, lo pueden leer de gratis, por favor, no lo compren, me sentiría culpable si lo hicieran,jaja, honestamente, no quiero causar ningun gasto.Y para demostrarlo, no les daré el link,jaja, mala que soy. Un abrazo a todos, amigos.

Anuncios

Como los Cielos.

Como los cielos soy

como los cielos

en mis brumas mañaneras

te acojo            te envuelvo

y tras un instante..

reluzco     brillo       me aclaro

y te inundo de luz.

Me azulo en ti

me azulo

tu resplandeces

y yo

            como los cielos

te acaloro.

En la tarde

hierven mis luces todas

justo una vida antes de que

estremecida

te ofrezca mi noche

hecha de fresco y negrura

y de Luna.

 

Así quiero ser para tí

como los cielos.

 

Ya no te escribo poesías.

IMG_2921

 

Es cierto que ya no escribo poesías

hace años  se me enredó el tiempo

en las pequeñas ramas de a diario

y allí     al viento        desamparadas

quedaron las palabras que pude decir.

 

Es cierto que ya no escribo poesías

es por eso que ya no te dedico 

la frase perfecta  

la metáfora inédita

la ensoñación

salida de mis entrañas

sólo para tí.

 

Ya no escribo poesías.

 

Pero mi prosa te ama arrebatada

loca            escandalosa

a veces discreta y elegante

como un amor señorial

profunda

sin puntuaciones

poética.

 

Más allá de sus narices.

Ha muerto Mario Benedetti. Mucho se escribirá sobre su obra y yo no soy ni crítica literaria ni conocedora. Pero escribo este post para compartir con ustedes un poema, que independientemente de su contenido político, me pareció siempre un canto al optimismo y traedor de alegría cuando más falta me hacía.

 Me ayudaba y me ayuda a poner las pequeñas y grandes tragedias de la vida en perpectiva real y aunque hay  otros poemas suyos , novelas y cuentos mucho más conocidos y bellos, es éste mi preferido:

Hombre que mira más allá de sus narices.

Hoy me despierto tosco y solitario
no tengo a nadie para dar mis quejas               
nadie a quien echar mis culpas de quietud

          sé que hoy me van a cerrar todas las puertas               
          y que no llegará cierta carta que espero
          que habrá malas noticias en los diarios               
          que la que quiero no pensará en mí

          y lo que es mucho peor               
          que pensarán en mi los coroneles
          que el mundo será un oscuro
           paquete de angustias               
           que muchos otros aquí o en cualquier parte
           se sentirán también toscos y solos               
           que el cielo se derrumbará
           como un techo podrido
           y hasta mi sombra               
           se burlará de mis confianzas

          menos mal
          que me conozco               

         menos mal que mañana
         o a más tardar pasado
         sé que despertaré alegre y solidario               
         con mi culpita bien lavada y planchada
         y no solo se me abrirán las puertas               
         sino tambien las ventanas y las vidas
         y la carta que espero llegará               
         y la leeré seis o siete veces
         y las malas noticias de los diarios               
         no alcanzarán a cubrir las buenas nuevas
         y la que quiero
         pensará en mi hasta conmoverse               
         y lo que es muchísimo mejor
         los coroneles me echarán al olvido               
        y no solo yo muchos otros tambien
        se sentirán solidarios y alegres               
        y a nadie le importará
        que el cielo se derrumbe
        y más de uno dirá que ya era hora               
        y mi sombra empezará a mirarme con respeto

        será buena
        tan buena la jornada               
        que desde ya
        mi soledad se espanta.

Porque yo también me conozco y sé que mañana  o a más tardar pasado,  despertaré alegre y solidaria.